Cocinando con leña

«Sobre la discusión de los hornos de leña o los de gasoil.» por Luigino Bracci Roa

Ayer miércoles 12 de agosto de 2020, cuando tenemos cerca de dos semanas sin gas doméstico para cocinar, hubo una falla eléctrica en horas del mediodía. Comida tenemos, al asunto es cómo cocinarla o siquiera cómo calentarla. En el patio de la casa tengo algo de leña cerca de la parrillera donde alguna vez los días domingos asábamos carne. Afortunadamente mi hijo menor, bien resuelto se tiró a la calle celular en mano y desde donde pudo tener alcance a una torre de operadora telefónica (sí, Movistar, Digitel y Movilnet pierden señal o es de mala calidad cuando falla la electricidad) e hizo»pago móvil»; así pudimos comer «perros calientes fríos». Dos horas después regresó la electricidad y de una vez preparamos la cena, cosa de tenerla lista y, de ser necesario, calentarla con leña, electricidad o con lo que podamos.

El asunto es que el hambre es la madre de todas las necesidades y todos y todas luchamos contra la inanición, algo haremos para poder «comer caliente». Sobre estas inventivas el Licenciado en Computación, sr. Luigino Bracci (conocido en los «bajos fondos del Twitter» como @lubrio) nos trae una importante disertación que traigo hoy, y con la debida razón que me asiste, a colación, lean:


Inicio del hilo en Twitter, cuenta @lubrio.

1) Sobre la discusión de los hornos de leña o los de gasoil. Para nada se puede criticar la inventiva popular ante los problemas del día a día. El problema es el atacar a quienes, impotentes porque no pueden crear o adoptar esas soluciones, hacen llamados de atención al gobierno.


2) Para alguien que viva en una casa con patio, con acceso a los materiales, que tenga ciertos conocimientos sobre el tema, hacer un horno no debe ser muy difícil. Pero no todos tienen esas condiciones ni los conocimientos ni las condiciones de salud.


3) A mí me pasó algo parecido, desde hace años. Soy partidario del software libre, por razones políticas y técnicas. Yo hace años usaba Windows, Microsoft Office y muchas aplicaciones propietarias, pero fui migrando y aprendiendo a usar equivalentes libres.


4) Sin embargo, me molestaba mucho que la mayoría de la gente de nuestro lado no hiciera lo mismo. Algunos compañeros y yo los criticábamos pensando que era por flojera, falta de iniciativa, desconocimiento, resistencia al cambio…


5) …Gente que no comprendía la importancia de usar software libre para poder hacer una resistencia efectiva ante un futuro bloqueo estadounidense contra el país (futuro que ya llegó, lamentablemente, y ante el cual no nos preparamos bien).


6) Luego descubrimos que mucha gente de nuestro lado sí QUIERE migrar, pero NO PUEDEN porque no saben cómo hacerlo. Para mí fue fácil, porque soy informático. Pero otros no lo son. No tienen experiencia, les da miedo dañar su computadora, no tienen a alguien que los ayude.


7) Nosotros cometimos un error: Criticábamos a la gente con MUCHA dureza. No me daba cuenta de lo contraproducente que eso era, porque, lejos de atraer a la gente a nuestra causa, LOS ESPANTÁBAMOS. Terminamos con una fama de que éramos unos locos, una secta, unos fanáticos.


8) Con el debate de los hornos pasa lo mismo. ¡Qué bueno que haya gente que haya hecho su horno! Pero el que alguien tenga conocimientos, materiales y experiencia no debe ser motivo para atacar a quienes no pueden, no saben o tienen razones de peso para no hacer lo mismo.


9) El horno de leña no es la panacea. No todo el mundo tiene un lugar abierto donde poder cocinar, sin estar propensos a accidentes. Muchas personas pueden sufrir problemas respiratorios, nada recomendable en un momento de pandemia.


10) Hacer un horno casero puede ser peligroso para alguien inexperto. El horno de gasoil que hemos visto por allí, hecho con botellas de refresco plásticas y materiales de desecho, bien pudiera causar un accidente si no se hace con las medidas de seguridad pertinentes.


11) ¿Las personas que incentivemos la creación de hornos de gasoil artesanales, nos haremos responsables de los accidentes, incendios y pérdidas materiales y humanas que eso pueda causar? ¿No deberíamos preguntarle primero a un bombero, al menos, a ver qué piensa?


12) Sobre los hornos a leña: Si un barrio completo comenzara a usarlos, ¿de dónde saldrá la madera? ¿Es correcto incentivar a que miles de familias tumben árboles buenos? ¿Y el daño ecológico en las ciudades al dejarlas sin árboles? ¿No estamos repitiendo lo que tanto criticamos?


13) ¿Qué hacemos cuando los árboles se acaben? Un árbol tarda +20 años en crecer. No somos un país de esos que siembran árboles por montones para tener leña para el invierno.
 

14) ¿Hemos hecho al menos una guía para tratar de orientar a las personas sobre qué árboles se pueden usar para leña, asesorándonos con el Ministerio de Ecosocialismo, Misión Árbol o expertos en la materia?


15) ¿Qué hay de los conflictos y peleas que causaremos en las comunidades, cuando algunos quieran tumbar un árbol y otros se opongan?


16) Lamentablemente, el horno de leña o el de gasoil son soluciones individualistas, que pueden ejecutarlas quienes tengan los conocimientos, los materiales, la experiencia. Pero no es algo que solucione los problemas de todo el barrio.

17) Para solventar los problemas de todos, hay que organizarse, averiguar CUÁL es la causa real de los problemas del gas en la comunidad, y trabajar juntos en resolverla.


18) El problema del gas no es nuevo. Hay zonas que tienen AÑOS con ese tema. Cada región tiene problemas distintos, bien sea en la producción, en la distribución, en el envío. Hay gobernadores, alcaldes y protectores que le han echado bolas a resolver el problema, otros no.


19) ¿Debe la gente quedarse callada cuando un funcionario público no responde para las funciones para las que fue elegido, sino entonces lanzarse a cortar árboles o fabricar hornos improvisados que pueden causar accidentes?


20) También nos atacan a las personas que usamos Twitter para denunciar los problemas y exigir soluciones. Dicen que en Twitter no se cambia el mundo. Pero les recuerdo que fue Chávez quien nos instó a abrir cuentas en Twitter. Lo hizo también con todos los funcionarios públicos.


21) La gente escribe en Twitter a los funcionarios públicos porque, en la mayoría de los casos, no hay otra forma de contactarlos.


22) Si un grupo de vecinos vamos a la alcaldía/gobernación/llenadero/refinería a manifestar nuestra queja, en un momento de cuarentena y estado de alarma vigente, ¿nos atenderán? En muchos casos, podríamos terminar hasta presos.


23) Entonces, ¿también les decimos a la gente que no deben tuitear, porque por Twitter no se cambia el mundo, ni se resuelven las cosas? Realmente yo no sé qué es lo que quieren entonces.


24) AHORA BIEN: Así como estoy en contra de atacar a quienes manifiestan los problemas que hay, también estoy en contra de quienes buscan aprovecharse de estos problemas para llamar a tumbar a Maduro y sustituirlo por Fulano o Mengano.


25) Sacar a Maduro sólo traerá +50 años de gobiernos de derecha. La horrible situación que hoy vivimos con Carlos Lanz (que ojalá se resuelva pronto de forma feliz) se multiplicará por 100 mil, con finales nada felices. Y la pobreza y desigualdad simplemente empeorará.


26) Sigamos apoyando a Maduro, pero comprendiendo la difícil situación en la que estamos y la necesidad URGENTE de resolver los problemas de la población, en la que alcaldes, gobernadores y ministros tienen una gran responsabilidad, y tienen que escuchar a la gente


(o leerla en Twitter)

https://twitter.com/lubrio/status/1293738311274635264

Finaliza así el hilo del sr. Luigino pero la cosa va más allá: las respuestas de decenas de personas a lo largo y ancho de todo nuestro país Venezuela. He leído las publicadas hasta este momento, he leído barrabasadas, el anuncio de las cuentas troll que tengo bloqueadas (desconozco por qué Twitter insiste en mostrar un recordatorio sobre eso: yo no he olvidado por qué bloqueé esas cuentas robot o de spam).

He interactuado con esos mensajes, algunos he respondido, ojalá los funcionarios gubernamentales hicieran lo propio con esto, pero haciendo honor a la verdad traigo los hilos o comentarios mejores:


#LeñaGasLubrio


Licenciado en Computación Luigino Bracci Roa "Lubrio"
Licenciado en Computación Luigino Bracci Roa «Lubrio»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s