Category Archives: Earle Herrera

Profesor de la Universidad Central de Venezuela.

“El 6-D no se acabó el mundo” por Earle Herrera.

“El azúcar por sí sola no endulza: hay que revolver el vaso de agua” es el refrán que me recuerda el muy buen artículo publicado en el diario “Últimas Noticias” el profesor de la Universidad Central de Venezuela, ilustre Earle Herrera. Porque es cierto: el dinero por sí solo no resolverá nuestros problemas, se debe estar claro en nuestros ideales y acciones ya que el dinero es solo un medio para alcanzar los logros que uno se ha propuesto. Hay incluso algunos que creen que el dinero es el fin, el objetivo (no, no es Rico Mac Pato de Disney, ese sólo es el esterotipo). Con ustedes las sabias palabras del Diputado -por ahora- Earle Herrera.


Por ser hombre de tinta y letra, lo que escribo queda por allí. En lugar de exclamar: “¡Yo lo dije!”, remito a la lectura donde, en el sabio decir de Kotepa Delgado, siempre queda algo. Cierta vez escribí que el nuestro era un “socialismo con plata” y allí radicaba su problema. Hoy, la situación es inversa y tampoco nos preparamos para enfrentarla.

Con frecuencia repetimos la frase del Che: “Cuando lo extraordinario se hace cotidiano, hay revolución”. En el intento, hicimos las cosas al revés y convertimos lo cotidiano en excepcional y lo rutinario en rareza. La burocracia lo enredó todo, empezando por las cosas más sencillas: sacar una partida de nacimiento, una apostilla para estudiar en el exterior, un pasaporte. Hace dos siglos, Simón Rodríguez sentenció que para hacer república era necesario formar republicanos. Con desaforados consumistas, no se llega al socialismo.

Pero, ojo, no estoy en plan de mea culpa ni muchos menos buscando la brizna en el ojo de mis camaradas. Por estos días decembrinos la Constitución arribó a sus 16 años. En su texto se establece que, para alcanzar sus fines, “la educación y el trabajo son los procesos fundamentales”. Así de sencillo: trabajo y educación.

Releer la Carta Magna de 1999 es un excelente camino para reencontrarnos con el pueblo. Esa lectura va a permitirnos precisar si nos apartamos del proyecto de país plasmado en su articulado y en qué tipo de extravíos hemos incurrido. En política, los híbridos no funcionan, a menos que se sea chino para instaurar lo que ellos denominan “un país, dos sistemas”. ¿Dos sistemas?

El mundo no se acabó en diciembre (título de un viejo libro) y los que están decretando la muerte del chavismo se precipitan en su oficio de difuntos y en su papel de sepultureros. Tampoco Estados Unidos dejará de intervenir en los asuntos de Venezuela. Su objetivo no es la Asamblea Nacional, es todo el poder.