Profesora Dalia Correa, Universidad de Carabobo.

“Bachaquer@s de cuello blanco” por Dalia Correa.

Recoger la realidad de nuestro país Venezuela es también una labor social. ¿Por qué afirmo esto? Porque recogiendo las acciones y hechos de la población podemos diagnosticar las fallas de nuestra sociedad, y este artículo las recoge de muy buena manera. Fue publicado originalmente en el diario “Notitarde” y aunque el uso de la arroba no se recomienda para denotar ambos sexos pues es el único detalle del reportaje ¿de opinión? ¿de sucesos? En fin, que considero que el título ha de ser “Bachaquero(a)s de cuello blanco” y aquí lo traigo a colación (los colores, fuentes y tipos de letras son mías, no pertenecen al escrito original).


Una estudiante de la Universidad de Carabobo, conocida mía, me escribe por el whatsapp ofreciendo en venta cauchos para vehículos. De acuerdo al número de rin los precios oscilaban entre 50 y 80 mil bolívares cada neumático. Le contesté que de dónde estaba sacando esos cauchos y que si esos eran los precios establecidos. La repuesta simple fue: es mi novio quien los está vendiendo. Hasta allí la conversación.

Un colega mío, me aborda y me dice que si requiero dólares, pues sabe que quiero ir a un congreso internacional y recién me entregan una tarjeta de la banca pública (hay que esperar 6 meses para usarla en el exterior). Le pregunté que de dónde tenía dólares, pues que yo sepa él trabaja como profesor de la UC al igual que yo. Se hizo el loco y siguió su camino…

Virginia, excelente masoterapeuta, quien se encarga de “desestresarme” con sus masajes, me cuenta durante la sesión que en el chat del condominio donde vive, un vecino, furibundo opositor por cierto, ofrece baterías a 72.000 Bs. cuando en las ventas programadas el valor no pasa de 20.000. Ella se indignó tanto que le “cantó” sus verdades vía chat.

Unos chamos, bien “decenticos” ellos, venden azúcar “al detal” en Prebo, por los predios de la Plaza Fabián De Jesús Díaz. Cuando les pregunté en cuánto vendían el kilo, me contestaron como si de un favor se tratara que ellos la tenían en 700, pues “por ahí” la venden hasta en mil el kilo. Me fui a comprar papelón y resultó que la panela la tiene el Madeirense en 990 Bs. ¡Plof!

Pero hasta allí no llega la cosa, resulta que encontrándome en el Banco de Venezuela me topé con una secretaria jubilada de la UC, a la cual saludo con el cariño de siempre. Me dijo que se iba a España de paseo con toda la familia y que el año pasado había estado en Ecuador. ¿Cómo hace para comprar dólares para 5 personas con un sueldo de secretaria?.

Pero como si ya nada me pudiera sorprender, me llama un “amigo”, quien sabe que hace meses me robaron el carro, y me pregunta que si estoy inscrita en Venezuela Productiva; le digo que sí, que por qué la interrogante. Me contesta que me puede conseguir un Chery, pero que debo “bajarme de la mula”, no con él sino con el tipo de “adentro”. Se pueden imaginar mi respuesta…

Hablo con algunos colegas economistas y les manifiesto mi preocupación por la pérdida de todo sentido ético, por el grave daño a la economía que genera el llamado “bachaqueo” (en especial este de cuello blanco), por la falta de solidaridad, sobre todo de la clase media. Algunos me justifican la situación como producto de “aprovechar una oportunidad del mercado”. Que no meta a la ética en esto…

Cuando antier escuché al Presidente Maduro decir que los operadores de turismo podrán hacer sus transacciones en dólares y vender sus paquetes turísticos en moneda internacional en el mundo, pensé que si realmente fuéramos un país turístico productivo no habría que tener un sistema de administración de divisas con diversas tasas, lo cual ha permitido enriquecer a l@s bachaquer@s, principalmente a l@s de cuello blanco.

En ese acto de impulso al “motor turismo”, celebrado en la Isla de Margarita, dijo también el Presidente que “vamos a ir acabando con el bachaquerismo con perseverancia y constancia” pero que “acabar con estas mafias es una tarea de todos”. ¿Cómo podremos eliminar entre todos a las mafias bachaqueras si en la conciencia de much@s el capitalismo popular (propuesta de campaña de la ex ex) es lo máximo?

¿Cómo acabar con un bachaco si la cueva sigue “vivita y coleando”? ¿Cómo hacer para acortar la brecha en el diferencial cambiario una de las causas de tanta anomia? ¿Cómo lograr que Venezuela Productiva no esté llena de malandros y corruptos disfrazados de revolucionarios? ¿Cómo eliminar los subsidios a medicinas, alimentos y servicios básicos sin lesionar al pueblo de bajos y medianos recursos?

¿Cómo destrozar al burocratismo? ¿Cómo lograr un cambio cultural en la valorización del trabajo? ¿Cómo destronar al capitalismo actual orientado por una cultura del consumo donde prevalecen los principios del placer, el consumismo y el marketing? ¿Cómo privilegiar el SER más que el TENER?

¿Cómo privilegiar el SER más que el TENER?

No está nada fácil el asunto. Lo cierto, como siempre digo, es que l@s honest@s somos más. Habrá que seguir insistiendo: debemos transitar de una Venezuela Rentista a una Venezuela Productiva Ecosocialista. ¡La misión es inmensa! Reservas hay, aún…


 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s